Un escalofrío global: el Younger Dryas

El planeta ha sufrido diferentes etapas climáticas en los últimos milenios y millones de años. El movimiento del planeta alrededor del Sol, con cambios en su eje, su forma de rotar y la cantidad de radiación procedente de la estrella, todo ello en procesos cíclicos, han producido el avance y retroceso de glaciares en las zonas más polares.

En la actualidad vivimos en un periodo interglacial que, más allá de la influencia humana, es un calentamiento global, donde el hielo retrocede hasta las latitudes más altas en ambos hemisferios y la línea de nieves permanentes toma altitud. Los glaciares de las montañas se recortan y las temperaturas se vuelven más agradables.

Dryas OctopetalaPero en el periodo comprendido entre los 12.900 a 11.500 años en el pasado la Tierra sufrió un escalofrío denominado Younger Dryas, cuyo nombre procede de la flor alpina Dryas octopetala,  planta que quedó registrada por el polen apareció en mayor cantidad en sedimentos de esta época, una planta que solo se desarrolla en condiciones climáticas frías.

El Younger Dryas se trató de una época glaciar de poca duración, 1.300 + 70 años, con carácter global, aunque no se produjo de manera homogénea en todo el planeta, aunque quedó bien definida en el hemisferio norte y que en el hemisferio sur se denomina Huelmo-Mascard, por una región en Chile y un lago argentino, donde se obtuvieron datos para apoyar este enfriamiento.

Lo que ocurrió para que se produjera este enfriamiento fue la paralización de la circulación termohalina del Atlántico norte, una de las corrientes oceánicas que regulan la temperatura del planeta. Estas corrientes actúan como las venas y arterias de nuestro cuerpo, recogiendo en este caso calor y no oxigeno, para distribuirlo por todo el planeta en corrientes que recorren el Atlántico (2), el Índico (1), el Pacífico (2) y circundan a la Antártida, produciendo una movilidad de las aguas por corrientes convectivas y permitiendo que zonas climáticas frías reciban calor.

Esta corriente del Atlántico norte permite que el clima sea muy suave en Europa, mientras que en latitudes iguales de la costa este de Norteamérica, sea más severa. El agua se calienta en el Golfo de México, en el Mar Caribe. Esta agua asciende latitudinalmente hacia la costa de España, Portugal y de las islas Británicas, para enfriarse al llegar al Ártico, donde esta agua se hunde para recorrer la costa este de Norteamérica y discurrir en profundidad hacia el Atlántico sur y pasar al Océano Índico.

Lo que ocasionó este retroceso o parón fue un aumento de agua dulce que llegaba por la costa de Norteamérica, lo que produjo una disminución de la densidad del agua al bajar la salinidad, provocando el estancamiento de las aguas y cortar el movimiento de la corriente.

Las teorías determinan que la procedencia de esta agua dulce pudo estar en el gran lago de Agassiz, situado en la zona que actualmente ocupan los grandes lagos, pero conformando una única masa de agua. En principio este lago desembocaba sus aguas por ríos que llegaban hasta el golfo de México, pero en un momento dado cambio su dirección de escape, pasando estas aguas a desembocar directamente al océano por corrientes de sentido este. Esto suponía un flujo de agua dulce mucho mayor al que evacúa el Amazonas cada día. Otra hipótesis sostiene que, con similares volúmenes de agua, el flujo provenía del este de Groenlandia desde el estrecho de Fram.

Fuese cual fuese su origen, este parón en la circulación de la corriente oceánica más importante supuso una reactivación de las circunstancias climáticas que se dan en una glaciación.

Los bosques fueronglaciar sustituidos por la tundra, llegando hasta el centro de Europa. El hielo de los glaciares volvió a adquirir espesor y sorprendieron a zonas que llevaban libres de este peso desde hacía bastante tiempo. La temperatura media en las islas británicas descendió 5ºC y en Groenlandia llegó a tener un descenso de 15ºC.

La circulación, hace 11.500 años, volvió a su ritmo normal y el proceso de calentamiento volvió a la normalidad. El hielo retrocedió y los bosques sustituyeron a la tundra. Desde entonces se ha vuelto al estado agradable interglaciar donde el hielo se restringe a cumbres altas por debajo de los 45º de latitud.

El Younger Dryas es un ejemplo de que procesos tan simples como que un flujo de agua desemboque en un lugar u otro distinto puedan suponer cambios a nivel global, desbaratando toda la estructura biológica del planeta. Este episodio climático incluso fue el desencadenante para la creación de la agricultura en Oriente medio y que los pueblos dejaran de ser nómadas, consecuencia que forjó a la mayor parte de las civilizaciones actuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s