El misterio de Crait

Soy un fanático declarado de Star Wars. Lo reconozco. Tal vez no sea de los que se disfraza para asistir a la Comicon o a los estrenos, pero tengo varias camisetas de la saga, muñecos, juguetes y Legos (muchos). Por supuesto que he seguido durante este último año todo lo que ha ido saliendo sobre la última película, “Los últimos Jedi”, y cuando apareció el primer tráiler oficial quedé fascinado por todo lo que nos desgranaba en él en apenas unos pocos minutos.

Es bastante probable que en aquella primera aproximación fuese la aparición de Crait la que más me fascinó. Ese planeta, donde se veía que iba a ocurrir una batalla entre los rebeldes y la Primera Orden, nos recordó a todos los fanáticos al helado Hoth, pero cuando las naves rozaron aquel suelo blanco y surgió una ráfaga roja fue un truco cinematográfico magnífico.

Solo hasta el pasado día 14 de diciembre, el día del estreno, no pude empezar a suponer qué era esa sustancia roja bajo aquel suelo blanco y como geólogo, quedé aún más fascinado. Advierto, desde este punto voy a hacer un pequeño destripe de la última película. Lo he advertido. Si no habéis ido a verla y no queréis saber nada de la historia, no continúes leyendo. Vedla y luego regresad a esta página. Si la has visto, si no eres fanático de Star Wars o simplemente te da igual saber qué es lo que ocurre, continua leyendo.

Empieza el destripe. Os lo advertí.

Tenemos que llegar a la parte final de la película. Los rebeldes consiguen refugiarse en Crait tras perder prácticamente toda su flota. La antigua base es el último sitio donde la escasa rebelión continúa haciendo frente a la Primera Orden. Pero les pisan los talones y en tierra firme se avecina una batalla.

Los rebeldes se posicionan para hacer frente al enemigo. Ocupan las trincheras de un antigua base y a los lejos ven aparecer a los caminantes liderados por Kylo Ren (el nietísimo). Un oficial rebelde asciende la trinchera y da unos pocos pasos sobre la superficie del planeta. Para sorpresa de los soldados, sus botas rompen la capa superior y deja a la vista la parte inferior, de un rojo intenso.

Un primer plano nos lleva a uno de los soldados, que con sus dedos toma algo del material que cubre el suelo y lo chupa. Sorprendido del sabor acaba diciendo: es sal.

Creo que debí dar un respingo y suspiré en el asiento al oír aquello. Un salar en Star Wars. Increíble. Seis años trabajando en ello y aparece en una película de la Guerra de las Galaxias. Qué más puedo pedir.

A pesar de seguir disfrutando de la película mi mente empezó a dar vueltas tratando de saber qué era esa sustancia rojiza bajo la superficie que era de halita.

La escena de Crait se grabó en dos localizaciones. Una en el desierto de Utah y la otra en el salar de Uyuni, la mayor superficie salina en el planeta, la cual sale reflejada en el fotograma con la parte trasera de la nave/deslizador de las nieves sales donde se observan grietas de desecación típicas de este salar en la época seca (de este salar y de otros tantos).

Teniendo claro que la parte superficial es halita, la duda es saber qué es la sal o componente bajo la superficie. Teniendo en cuenta que se trata de una película de ficción, donde la ciencia no siempre es respetada en pos de la diversión, y que las únicas referencias son los fotogramas de la película, es algo difícil especular sobre la parte roja que aparece bajo esa capa de sal.

Las posibilidades que tengo son dos. La primera es tal vez la más loca de las dos. Esa “sal” podría tratarse de la sal roja de Roussin. Esta sal es un compuesto inorgánico cristalino, pero que necesita componentes orgánicos para su formación, en concreto un nitrato orgánico llamado nitroprusiato. Este, al reaccionar con sulfitos, produce esta sal roja. Tanto los nitratos y los sulfitos (sales de azufre con un catión) son componentes perfectamente podemos encontrar en un salar, por lo que, por descabellada que parezca la idea, podría ser real.

Me diréis que la idea es bastante loca, y no voy a quitaros la razón, y me diréis que donde está la silvita. ¿Es que nadie se acuerda de la silvita? Sí, la silvita es otra sal que se produce en un salar, pero es rara y más común en ambientes evaporíticos marinos, y además suele precipitar posteriormente a la halita, por lo que se encontraría encima y no debajo. En Uyuni, cuando lo visité, un chaval que iba con nosotros encontró silvita y le hice chuparla. Tras los reparos comprobó como en lugar de ser salada esta causa una especie de acidez en la lengua y también que el color que tiene es bastante diferente al que se puede ver en la película: de un rojo intenso a un naranja, aproximadamente.

La segunda posibilidad es que el material que se encuentra bajo la superficie de halita se trate de sedimentos. Para apoyar esta teoría tenemos lo comentado al principio. Al caminar la capa de sal se rompe y deja al descubierto la parte inferior. Esto nos hace vez que la capa de halita tiene que ser fina, extremadamente fina, tal vez como un papel. Cuando la halita precipita es sorprendente lo tenaz y dura que puede llegar a ser con tan solo unos pocos milímetros de espesor, pero también tiene la capacidad de formar estas finas capas que se rompen al caminar y que se crean a partir de pequeñas capas de agua.

El rojo tan intenso de la capa de sedimento, según este segundo planteamiento, es que la arena (o limo por el tamaño) podría tener una cantidad muy importante de óxido de hierro que daría la coloración.

Pero otro de los aspectos espectaculares de Craig son los zorros de cristal. Estas criaturas resultan salvadoras para los rebeldes cuando se ven perdidos frente a la Primera Orden. Su brillante pelaje no es tal, sino que en realidad se tratan de cristales. Esto que parece raro para los mamíferos (¿serán mamíferos?) no lo es para los moluscos, por ejemplo, que forman una estructura mineral que protege sus partes blandas. No sé qué tipo de avance evolutivo les dará estos cristales a los zorros de Star Wars, pero el interés es saber qué tipo de material es.

Imágenes de estos animales muestras cristales alargados y transparentes a lo largo de todo su cuerpo. Teniendo en cuenta que viven en una zona evapóritica, los recursos minerales que pueden tener a mano son limitados. Obviando que se trate de un tipo de carbonato, lo que más me cuadra para estos seres es que los cristales se traten de selenita, un tipo de yeso cristalino, alargado y transparente. No es difícil encontrar alguno de estos cristales en determinados salares, por lo que no es una idea descartable sin más.

Más allá de toda esta geología ficción, lo que de verdad debemos hacer es disfrutar de la película, ya sea esta u otra. Que no siempre es necesario estar pensando en geología.

Y por supuesto, que la fuerza os acompañe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s