No me olvido

Durante los dos últimos años no he podido actualizar todo lo que he podido este blog y me siento un poco culpable por ello. Por esa razón creo conveniente, como decía el alcalde de Villar del río en “Bienvenido Mister Marshall”, interpretado por José Isbert, os debo una explicación.

Tras vuestra búsqueda en google, durante este tiempo cada día he tenido presente el proyecto que supuso este blog al principio. Sentí, cuando empecé, la necesidad de hablar de geología, un tema que me apasiona, que es mi profesión y que me da de comer desde hace tiempo, y que por diferentes razones, principalmente por desconocimiento, pienso que no es tratada de la manera oportuna ni lo que logran sus profesionales día a día.

Pero todos tenemos una vida y esta vida afecta a todo lo que nos rodea.

En estos dos años han pasado muchas cosas en mi vida. Me he sentido engullido en un torbellino disparatado, a veces gris, otras blanco, unas cuantas veces negro, pero nunca dándome por vencido, viendo encima de mi mesa la libreta negra donde apunto todas las ideas para el blog.

En este tiempo he pasado por un momento personal duro (unido y fuertemente ligado a lo profesional) del que parece que he salido. Pero también ha sido productivo.

La última actualización fue la misma semana donde presentaba mi trabajo de revalidación de título en la Universidad de Chile. Sí, lo aprobé incluso metido dentro de ese torbellino tras mucho esfuerzo, sudor y lágrimas (muchas, diría yo).

Pero en este tiempo he escrito y mucho. Dos libros y un cuento. Páginas y más páginas en las que evadirme de la realidad. Uno de ellos ya está en Amazon (aquí el enlace) el otro se encuentra en talleres porque quiero que mi Lamborghini ruja como yo quiero. El cuento en un tiempo sabré que es de él.

En lo profesional ha habido altibajos. Me he sentido como Han Solo, Luke Skywalker, Chewbacca y Leia (te echaremos de menos Carrie) en el compactador de basura de la Estrella de la muerte, con mierda hasta los tobillos y con las paredes cada vez más cerca. Pero también he tenido a mi C3PO y a R2D2 (vale, Sitripio y Arturito) que me ayudaron a salir de allí.

Como veis no he parado, pero no me he olvidado de este blog. Ojala pronto (espero que pronto) vuelva con historias de la geología, datos y curiosidades que nos ayuden a todos a conocer algo más sobre esta ciencia que está en este mundo y por el universo. Hasta ese momento, disfrutad con lo anterior.

Un día especial

Si el contador de entradas de este blog no está mintiendo, esta es la entrada número 100.

Confeti, alegría, fuegos artificiales y matasuegras desenrollándose.

La unión entre números redondos y celebraciones es algo innato para los seres humanos. Nos gusta divertirnos cuando podemos, y una escusa como esta no se puede desaprovechar.

El tema es que además de este número tan redondo en mi vida geológica tengo otra celebración. Ha sido pura coincidencia, os lo puedo asegurar (bueno, no del todo).

En unas horas del día de hoy (23 de marzo de 2016) defenderé mi tesis de título frente a la comisión y, si todo va bien, completar la reválida de mi título de geólogo por la Universidad de Chile.

Ha sido un proceso largo en el que he dedicado muchas horas y me he estrujado la cabeza para comprender los datos que tenía entre manos. Pero a pesar de los momentos de dificultad, los retrasos, los lloros (yo me confieso) y de la cantidad de números con los que he llegado a soñar por la noche, finalmente he podido sacar el trabajo con la ayuda de mi profesora guía.

Va a ser un día de nervios. He repasado ya unas cuantas veces en mi cabeza la presentación cada vez una forma distinta. Supongo que estoy preparado, aunque no lo sé seguro al cien por cien, lo que es bueno de alguna manera.

Me esperan preguntas y la necesidad de responderlas correctamente. Nervios, dolor de tripa, ansiedad, depresión con alegría. Y uno se llega a preguntar si merece la pena.

La respuesta es sí. Puedo decir que he disfrutado haciendo este trabajo, a pesar de los malos momentos, porque es algo mío, casi como un hijo que acabas viendo que acaba siendo algo en la vida y tú has estado ahí para que lo lograra.

Aún que darán unas semanas antes de que todo el proceso esté finalmente listo (correcciones, revisiones, etc), pero lo más importante, defender ante la comisión tu trabajo, ocurrirá en solo unas horas.

Espero que todo salga bien.

Creo que no lo he dicho, pero aquí va (ATENCIÓN, SPOILER). El nombre del trabajo es “Interacción agua-costras salinas mediante simulaciones geoquímicas: casos de los salares de Gorbea, Pajonales, La Isla y Aguas Calientes Sur-Sur”.